Compartir publicación

Evangelina García Prince (1934-2019) fue una venezolana extraordinaria. Lo que más me llama la atención fue la condición genuinamente multifacética que tuvo su vida pública. Hace pocas semanas, al conocerse su fallecimiento, las organizaciones feministas y de mujeres en Venezuela le reivindicaron. Razón no les faltó. También lo hizo el mundo político.

Yo quiero reivindicar una de esas facetas que quedaron en segundo plano en la trayectoria de Evangelina García Prince. La biografía en Wikipedia de ella sintetiza: “Ex Senadora, Ministra de la Mujer, directiva de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) fundadora, asesora y activista de ONGs feministas. Fue Vicepresidenta del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y coordinó la Red Latinoamericana y de El Caribe de Organismos Gubernamentales de la Mujer”.

Saludé fugazmente a Evangelina hace exactamente tres décadas. Por aquel entonces ayudaba, en una breve pasantía, a quien ha sido uno de mis profesores más entrañables, Alejandro Alfonzo, con quien había cursado la materia “Políticas de Comunicación”. Mi profesor compartía proyectos y oficina en Parque Central con otro estudioso de la comunicación, José Antonio Mayobre.

Y precisamente, con esa faceta poco difundida en la actualidad de Evangelina García Prince, quiero rendirle tributo en su rol de estudiosa y analista de los procesos de comunicación masiva.

En la oficina de Alfonzo y Mayobre estuve algunas semanas ayudando a organizar los documentos, libros y revistas. Esa fue la primera vez que ví los ejemplares de la revista Órbita, los que luego consulté en detalle en la Fundación Centro Gumilla. Revisando en mi biblioteca me encontré con un par de números de esta revista cuyo lema era “Temas de Comunicación Social”.

Editada en dos momentos, en los años 70 y luego en una segunda etapa en los años 80, del siglo XX venezolano, la promotora y directora de Órbita no fue otra que Evangelina García Prince.

¿Quiénes escribían y formaban parte de la revista? Figuras fundantes de los estudios del periodismo y la comunicación social en Venezuela como Gloria Cuenca o Luis Aníbal Gómez. Actores que se compartían entre la academia y las labores en la administración pública, como Alejandro Alfonzo o Guido Grooscors.

En la primera etapa la dirección la lleva Evangelina. En tanto, en la segunda etapa aparece al frente de un consejo editorial en el que están queridos profesores y colegas como Carmen Martínez de Grijalva y Luis Vezga Godoy.

Evangelina y la comunicación

Al relanzar la revista, en 1980, un editorial de Evangelina llamaba la atención sobre el carácter sustantivo de las comunicaciones en la construcción de las realidades, nacional e internacional, y a tono con lo que era la mirada crítica que prevalecía entonces denunciaba “el dramático desplazamiento que se ha producido en la economía mundial desde el interés en el control de las inversiones hacia el interés en el control de las tecnologías”.

En un número más viejo de esta revista, de 1974, Evangelina resaltaba la necesidad de contar con un enfoque y aproximación sociológicos a la comunicación masiva. La reseña personal, breve, de la autora resalta que en aquel momento era la Jefa del Departamento de Comunicación Social de la Escuela de Sociología y Antropología de la Universidad Central de Venezuela.

Lamentablemente no conservo en mis manos la colección completa de Órbita, pero estoy seguro de que los aportes de Evangelina García Prince fueron varios en el campo de los estudios de comunicación social, en Venezuela.

Esa fue otra faceta, tal vez la menos visible, de esta venezolana extraordinaria.

Autor: Andrés Cañizález

Este articulo fue previamente publicado en la web de Efecto Cocuyo


Compartir publicación