Periodismo, medios y tecnología: tendencias y predicciones para 2024

En este momento estás viendo Periodismo, medios y tecnología: tendencias y predicciones para 2024

Resumen ejecutivo

El poder disruptivo de la inteligencia artificial (IA) se propagará este año por el espacio informativo, en tiempos de intensa volatilidad política y económica en todo el mundo. Las implicaciones para la fiabilidad de la información y para la sostenibilidad de los principales medios probablemente serán profundas en un año con elecciones cruciales en más de 40 democracias, y guerras que siguen haciendo estragos en Europa y Oriente Medio. En este contexto (y con un pronóstico según el cual la gran mayoría de los contenidos de internet se producirán sintéticamente para 20261), los reporteros y las organizaciones periodísticas deberán replantearse, con cierta urgencia, su papel y su propósito.

Sin embargo, no sólo los contenidos van a experimentar una fuerte tensión: también la distribución padecerá una gran turbulencia. Este será el año en el que las experiencias de búsqueda con IA generativa (SGE, por sus siglas en inglés) comenzarán a diseminarse, junto con una serie de chatbots impulsados por la IA que ofrecerán una forma más veloz e intuitiva de acceder a la información. Tras la pronunciada caída del tráfico procedente de Facebook y X (antes conocido como Twitter), es probable que, con el tiempo, estos cambios reduzcan aún más los flujos de audiencia en los sitios periodísticos, y que ejerzan aún más presión sobre los balances de las empresas. En sus momentos de optimismo, los medios anhelan una era en la que puedan quebrar su dependencia de unos pocos gigantes tecnológicos y establecer relaciones directas más cercanas con los clientes fieles. Por ello, cabe esperar que este año se dispongan más barreras a los contenidos y más costosos abogados para proteger la propiedad intelectual. Al mismo tiempo, estas estrategias asumen el riesgo de complicar aún más la llegada de los medios a las audiencias jóvenes y menos formadas, gran parte de las cuales ya están cómodas con las noticias que generan los algoritmos y tienen vínculos débiles con las organizaciones tradicionales.

Pero el cambio también trae consigo oportunidades, y este informe está lleno de ejemplos inspiradores de medios de todo el planeta que van adaptándose al nuevo mundo. La historia subyacente de este año será adoptar lo mejor de la inteligencia artificial y gestionar sus riesgos.

¿Cómo ven los líderes de los medios este año?

Estos son los principales hallazgos de una encuesta que hicimos a más de 300 directivos del sector, en una muestra estratégica con medio centenar de países y territorios representados.

  • Apenas la mitad (47%) afirma tener confianza en las perspectivas para el periodismo en 2024, y alrededor de una décima parte (12%) expresa poca confianza. Las preocupaciones se vinculan al aumento de los costos, la reducción de los ingresos publicitarios, la ralentización del crecimiento de las suscripciones y el incremento de las agresiones legales y físicas. Entre las razones para alegrarse figura la esperanza de que las elecciones reñidas en Estados Unidos y otras partes impulsen el consumo y el interés, aunque sea temporalmente y con el riesgo de dañar aún más la confianza.
  • Casi dos tercios (63%) admiten preocupación por el fuerte descenso del tráfico proveniente de las plataformas sociales. Según datos que proporcionó para este informe la empresa de métricas Chartbeat, en 2023 el tráfico desde Facebook a los sitios de noticias cayó 48% y desde X (antes conocido como Twitter) disminuyó 27%. En respuesta a este panorama, alrededor de tres cuartas partes de nuestros encuestados (77%) se centrarán más en sus propios canales directos, mientras que un quinto (22%) recortará gastos y una proporción similar (20%) experimentará con plataformas alternativas.
  • En concreto, los líderes pondrán más atención en WhatsApp (+61 de puntuación neta)2 e Instagram (+39), tras la decisión de Meta de abrir canales para medios. Permanece alto el interés por plataformas de video como YouTube (+44) y TikTok (+55), mientras que Google Discover se convierte en una fuente de tráfico más importante, aunque volátil. Por otro lado, ha empeorado todavía más la opinión sobre Facebook (-38 de puntuación neta) y sobre X/Twitter (-39).
  • La mayoría de nuestros encuestados impulsarán más videos (+64), boletines informativos (+52) y pódcast (+47) pero, en general, prevén la misma cantidad de artículos, dado que pondrán los esfuerzos en las pocas áreas que aún presentan crecimiento de público y de anunciantes. Cerca de la mitad (54%) reconoce que sus medios se centran más en maximizar la atención que en ser más respetuosos del tiempo de sus audiencias (37%).
  • Los peligros combinados que presentan la evasión selectiva de noticias y la fatiga informativa se mantienen como una fuente sustancial de preocupación para las empresas periodísticas, que procuran sostener el interés por la cobertura de Gaza y Ucrania, entre otros temas difíciles. Las estrategias que se consideran muy relevantes para contrarrestar estas tendencias incluyen explicar mejor los asuntos complejos (67%), enfoques narrativos más constructivos u orientados a soluciones (44%) e historias humanas más inspiradoras (43%). Y se registra menos interés por encargar noticias más positivas (21%) o más entretenidas (18%).
  • En cuanto al negocio, los medios siguen invirtiendo en suscripciones y membresías, y para la gran mayoría (80%) serán una importante fuente de ingresos, por delante de la publicidad. Muchos de los que tienen un modelo de pago reportan que la cantidad de suscriptores ha aumentado levemente o se ha mantenido estable en el último año, pese al difícil panorama económico.
  • Varios aspiran este año a cerrar lucrativos acuerdos de licencia con plataformas de IA, aunque hay escaso optimismo con respecto a un reparto equitativo de los beneficios: un tercio de nuestros encuestados (35%) cree que la mayor tajada será para los grandes medios. Alrededor de la mitad (48%) considera que, al final, habrá muy poco dinero para los editores.
  • Según los directivos consultados, el uso tecnológico más importante de la IA es para automatizar noticias (56%), luego para ofrecer mejores recomendaciones (37%) y para usos comerciales (28%). Y en torno a la creación de contenidos con IA, se muestran ambivalentes: más de la mitad piensa que representa el mayor riesgo para la reputación.
  • Las interfaces experimentales como las gafas de IA y realidad virtual y otros dispositivos portátiles tendrán su espacio este año; no obstante, nuestros encuestados estiman que los dispositivos activados por voz (como auriculares y altavoces inteligentes) son la opción más probable (41%) para desplazar, o al menos complementar, al teléfono inteligente a medio plazo, a medida que se actualicen con tecnologías de IA.

¿Otros posibles desarrollos en 2024?

  • Sobre la base de la predicción de 2023, este año veremos aún más periódicos dejando de producir diariamente en papel debido al aumento de los costos de impresión y al debilitamiento de las redes de distribución, y en algunos casos, quiebre.
  • Cabe esperar un cambio significativo hacia la agrupación de contenidos digitales informativos y no informativos, dado que los grandes medios buscan fidelizar a los clientes que tienen. Las suscripciones de acceso total incluirán juegos, pódcast, revistas, libros y hasta contenidos de otras organizaciones periodísticas.
  • Las grandes plataformas tecnológicas también se inclinarán por los modelos de pago, buscando reducir su dependencia de la publicidad. X, Meta y TikTok ofrecerán más servicios premium, incluyendo opciones sin publicidad y amigables con la privacidad.
  • Los bots y los asistentes personales de IA ganarán más terreno, con noticias actualizadas y el deporte como caso de uso importante, lo que plantea cuestiones clave sobre la propiedad intelectual.
  • Muchos de estos bots estarán impulsados por celebridades o periodistas, a medida que mejoran las tecnologías de clonación, generando inquietudes legales y éticas.
  • Arderán las batallas entre los Fatalistas y los Aceleracionistas de la IA, lo que dará lugar a más declaraciones rimbombantes sobre los riesgos para la humanidad y turbulencias entre los gestores. Los aceleracionistas seguirán al frente, mientras los gobiernos luchan por comprender y controlar la tecnología.
  • El año pasado predijimos acertadamente el alejamiento de Elon Musk como CEO de Twitter, pero pocos podían prever el alcance real del lío, que se tradujo en una enorme pérdida de puestos de trabajo, la transformación del nombre (X) y Musk acusando de chantaje a ciertos anunciantes. Se esperan más discursos sin rodeos y bruscos cambios de dirección.