Compartir publicación

Estar en un clima electoral como el que actualmente envuelve a Venezuela, de cara a los próximos comicios del 21 noviembre, favorece a la propagación de las noticias falsas, los bulos y contenidos engañosos, fueron los temas en los que se centró este miércoles 17 de noviembre el conversatorio organizado por el Observatorio Venezolano de Fake News, un proyecto de la Asociación Civil Medianálisis.

Titulado 21N: Elecciones regionales y fake news, el espacio de conversación en línea fue conducido por el periodista y director de Medianálisis, Andrés Cañizález, con un panel compuesto por los directores de EsPaja (iniciativa de Transparencia Venezuela) y Cazadores de Fake News, Víctor Amaya y Adrián González, respectivamente, junto a León Hernández, coordinador del Observatorio Venezolano de Fake News.

Los panelistas invitados debatieron el origen y la intencionalidad con la que se crean y propagan las noticias falsas en la contienda electoral, pero también sobre hacerle frente a este fenómeno con alfabetización informacional y digital.

Víctor Amaya aseguró que una de las razones más fuertes para impulsar las fake news responde a los intereses electorales, “una campaña electoral se termina convirtiendo en caldo de cultivo, porque hay interés de los candidatos para venderse de la mejor manera, y de los comandos contrarios para dañar las posibilidades de un candidato”.

Recalcó Amaya, en este mismo contexto, que también hay actores que quieren influir en la toma de decisiones, en el caso de Venezuela, es de si votar o no.

También compartió con la audiencia en línea que existen informaciones confusas, debido a que las campañas promovidas por los candidatos son cada vez más extravagantes, y generan dudas en los ciudadanos.

León Hernández, apuntó por su parte a las guerras desde los años 80 entre encuestas y encuestadoras, que respondían más a los intereses partidistas que a la realidad socioeconómica del país; “en Venezuela, con las elecciones regionales, ha habido usurpación de encuestadoras, daños de reputaciones, dimisiones que han generado mucha desinformación”.

El coordinador del OVFN cree que la sofisticación y la cantidad de viralización, crean leyendas y fabulas en el entorno electoral.

En cuanto al volumen de desinformación que arropa la contienda electoral del próximo 21 de noviembre, Adrián González sugirió que se debe al tipo de elección (regional y local), con gran cantidad de candidatos que están postulados a los diferentes cargos y el rechazo a los comicios por una parte de la oposición.

Sistema mediático venezolano

La atomización de los medios en el país, donde existe una gran cantidad de silencio informativo debido a los cierres de medios, censura y autocensura, ha promovido la creación de alternativas comunicacionales que parecen medios de comunicación reales, pero que en verdad no lo son, comentó el director de Cazadores de Fake News, Adrián González.

Explicó que el venezolano se ha acostumbrado a usar herramientas para informarse, que no generan contenido original ni verificado, mayormente se hace uso de las plataformas digitales como WhatsApp, Facebook e Instagram.

De acuerdo con lo mencionado por González, Víctor Amaya comentó que recientemente una encuesta de Varianzas, que preguntaba cómo se informaba la gente, la misma arrojó que: el 21,8 % de la población lo hace mediante WhatsApp, 17 % se mantienen informados a través de la televisión, 14 y 15 % por las redes sociales de Facebook e Instagram, respectivamente, los periódicos digitales solo alcanzaron el 7 % y los medios impresos 2,4 %.

A su juicio, el periodismo mejor conducido lo hacen en este momento los portales digitales, los cuales no tienen el alcance que debería tener y esto genera, según Amaya, un espacio para que la desinformación se expanda de manera masiva y rápida.

León Hernández comentó que actualmente en Venezuela “tiene un ecosistema con una mordaza, una manipulación que se tarifa y entes, organismos y funcionarios que se suman a campañas de desinformación con etiquetas inorgánicas, creadas para crear tendencia en Twitter”.

Agregó que el papel que hace la guerrilla comunicacional o los laboratorios de desinformación alineados con las mentiras en el discurso público de muchos actores, genera mayores problemas en el entorno informativo.

Impacto en la tuitósfera

El Instituto de Presa y Sociedad (IPYS) ha documentado el desierto informativo que abriga a la nación, también el Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos difundió un trabajo en el que se mencionaba que la mitad de los hogares en el país no tenían internet, y el mismo Conatel, en sus reportes, reconoce que en Venezuela ha decrecido el número de líneas telefónicas; sin embargo, en la tuitósfera venezolana hay un número considerable de personas que se mantienen activas en el debate público.

Para Adrián González, Twitter es la red social donde se capitaliza la mayor cantidad de personas, ONG, políticos y actores públicos, periodistas, donde se genera mayor cantidad de noticias.

“Precisamente, por ser una red muy importante, se busca desinformar”, explicó González.

Quienes deseen ver esta disertación sobre los contenidos falseados que han circulado en el marco de las próximas elecciones regionales del 21N pueden hacerlo a través del siguiente enlace: https://youtu.be/TyIs61ox-ec; o seguir la retransmisión en alianza con Radio Comunidad, el sábado 20 de noviembre a las 8 de la mañana, en el espacio “Palabras para Venezuela”.

Con información de nota de prensa del Observatorio Venezolano de Fake News


Compartir publicación