Compartir publicación

Medianalisis realiza la primera emisión ambulante de programas informativos en una de las comunidades más lejanas del municipio Iribarren del estado Lara

El equipo de Medianálisis desarrolla un proyecto que intenta dar respuesta a la sociedad civil sobre la desinformación y emprende actividades que combaten la censura que sufren todos los habitantes de Venezuela. “Activismo Ciudadano por la Información” es una nueva dinámica que generó el equipo periodístico de nuestra organización para hacer circular información actual del país hasta zonas donde viven muchas personas desconectadas.

Una de esas acciones de “Activismo Ciudadano por la Información” es la emisión ambulante de programas informativos o como lo llamamos en Medianalisis: “La Radio Comunal” que consiste en representar un programa radial acompañados de vecinos de una comunidad o fundaciones sin fines de lucro con el objetivo de ofrecerles información del acontecer actual regional, nacional; contenido educativo de cómo identificar información falsa o mal intencionada; y detalles de la labor que hace el equipo de Cotejo.info, aliado a este proyecto, sobre la verificación de discurso público.

La Radio Comunal de Medianálisis también es una ventana de libertad de expresión que esta vez fue utilizada por los vecinos de Padre Diego

“La Radio Comunal” también es una ventana para ejercer el derecho humano de la libertad de expresión pues los voceros de las comunidades o fundaciones sin fines de lucro son invitados a la actividad fungiendo como entrevistados para que puedan expresar sus distintas circunstancias y cómo la desinformación ha hecho mella en sus vidas diarias.

Y en efecto, esto fue lo que sucedió en Padre Diego, comunidad que se ubica en la parroquia Ana Soto (también conocida como Juan de Villegas) al oeste del municipio Iribarren capital del estado Lara con la participación de más de 30 personas quienes manifestaron su agradecimiento por llevar un poco de información a una zona que no tiene ni un gramo de señal de telecomunicaciones, no conocen de una edición impresa de periódico desde hace años y la señal televisiva o de radios es nula.

El equipo de Medianálisis se instaló en la escuela bolivariana Padre Diego con la intención de desarrollar el primer programa comunal. En el área del comedor, se llevó a cabo la simulación del programa radial que tuvo una duración de una hora y contó con mucha interacción de los asistentes quienes reaccionaban de distintas formas al escuchar las noticias regionales o las informaciones de verificación con sus respectivas etiquetas de “verdad, media verdad o mentiras”.

Al menos 30 personas pudieron confirmar su asistencia en la Radio Comunal de Medianálisis

“Qué bueno que nos hayan visitado y que en la actividad nos pudieran ofrecer información sobre la realidad tanto de Lara como de Venezuela porque en Padre Diego estamos totalmente desinformados y desconectados de lo que sucede lejos de aquí” fue lo que expresó al finalizar la actividad, Nohelia Peraza una ama de casa que participó en la primera radio comunal de Medianálisis.

La «Radio Comunal» se llevó a cabo el sábado 2 de octubre de 2021 y el equipo de Medianálisis se encargó de proveer a los asistentes de tapaboca, lavado de manos con alcohol y antibacterial y durante la actividad se exigió el cumplimiento de la distancia correspondiente como parte del cumplimiento de las medidas de bioseguridad debido a la pandemia. 

Totalmente desantendidos


En la sección de entrevista de la «Radio Comunal», la señora Mercedes Parra fue la invitada especial. Esta ama de casa ha vivido más de 60 años en Padre Diego y conoce la historia de desatención que este sector ha sufrido de los gobernantes municipales y regionales que ha tenido Iribarren y Lara respectivamente.

Algo que acotó esta ama de casa es que “nunca en la vida habían estado tan olvidados como los últimos 7 años”.

Es que Parra, en la entrevista, se encargó de detallar las distintas problemáticas que los habitantes de Padre Diego y sus distintos caseríos. Inició por la falta de agua por tubería que nunca ha existido y dependen de la distribución que hace la alcaldía de Iribarren o Hidrolara, empresa dependiente de la Gobernación de Lara, a través de camiones cisternas que ellos deben pagar a un precio que muchos no pueden costear.

Durante una hora los asistentes lograron informarse con noticias regionales, nacionales y conocieron la labor de nuestro aliado Cotejo.info

“Aquí quien no tenga pipa o tanque para guardar agua sufre. Los camiones cisternas cuando visitan Padre Diego nos cobran en dólares con billetes porque como aquí no hay conexión a internet, no hay posibilidad de hacer pagos en bolívares a través de los bancos. La escasez de gasolina también afecta la distribución del agua porque los cisternas aumentan mucho es imposible pagarlos” comentó Parra quien agregó que hace años hubo un proyecto gubernamental para mejorar este servicio público pero eso quedó en el olvido.

Además de las fallas de ese servicio público, Parra explicó la carencia de transporte público por Padre Diego que los ha obligado a caminar hasta 10 kilómetros para poder llegar a Pavia, sector vecino, para poder trasladarse en un bus. Indicó también que el servicio de salud en plena pandemia también depende de su traslado a esta comunidad pues ellos no tienen una sede ambulatoria que cumpla con los requisitos mínimos para funcionar. 

En cuanto a la conexión a internet o algún tipo de telecomunicaciones, Parra explicó que no existe al menos que la persona que necesite comunicarse decida ascender a una de las montañas que rodea Padre Diego en busca de algún tipo de conectividad.


Compartir publicación