Periodismo independiente, sustentable y mediador para una Venezuela democrática 2020

Tras el periplo por el sur, oriente y centro occidente en el que se habló de sector primario y universidades, los anteojos de Venezuela 2020, el país que viene se detuvieron en Caracas para prever con la mayor exactitud posible el periodismo del próximo año.

Cuatro periodistas con experiencia en medios de comunicación tradicionales: prensa, radio y televisión, migrados – ineludiblemente – al periodismo digital, discutieron sobre la necesidad de ejercer una profesión al servicio de la democracia y capaz de sortear los obstáculos como la censura y la dificultad de obtener los recursos para mantenerse.

Defender la democracia sin tomar partido

Luz Mely Reyes, cofundadora y directora de Efecto Cocuyo, abrió el foro a través de un video, pues se encontraba en el exterior. Inició con un fenómeno que identifica en el periodismo actual y al que llamó “periodismo selfie”, ya que “desde hace unos cinco años, en medio de la censura, hemos tenido que dar la cara. En Venezuela, representa un riesgo para el periodista. Hay que buscar el equilibrio entre poner la cara y la responsabilidad”.

 Reyes aseguró que los medios digitales se están institucionalizando. “¿Cómo generar contenidos? El código de ética es claro: debemos defender la democracia sin convertirnos en activistas ni asumir posiciones que deben ser de los partidos”. Invitó a responder la interrogante de cómo “plantarse” frente a un país con “dos gobiernos”, el de facto ejercido por Nicolás Maduro y el interino encabezado por el presidente del Parlamento, Juan Guaidó y reconocido por más de 50 países, incluido Estados Unidos. Se despidió con la promesa de pronto regresar a Venezuela.

Migración digital forzada

Luis Ernesto Blanco, profesor de Periodismo Digital y  Editor de Opinión de Efecto Cocuyo, asentó que “llegamos de mala gana a los medios digitales. No quedó más remedio que migrar a lo digital cuando esa era la tendencia en el mundo”. Se refirió a un contexto país en el cual la circulación impresa se vio reducida, casi anulada por el control que ejerce el gobierno a través del suministro de papel.

Quien además está al frente de la Dirección de Egresados de la UCAB, planteó tres grandes desafíos en el periodismo digital: el planteamiento editorial que debe ser definido, el tema organizacional  que abarca la infraestructura física, humana y el sostenimiento de los medios, y la incidencia, como la capacidad de que los contenidos generados no solo sean compartidos sino capaces de lograr cambios para el bien del país y la democracia.

Comunicación “dar y recibir”

León Hernández, integrante del Centro de Investigación de la Comunicación (CIC) de la UCAB y coordinador del Observatorio Venezolano de Fake News, se preguntó si el ciudadano ha tenido una comunicación eficiente durante los últimos 20 años, pues considera que no hay acceso a la información oficial. “La opinión pública se construye con especulaciones y pos verdades. Debemos aspirar a un sistema de transparencia de acceso a la información pública para restablecer la verdad. Podemos pensar en comunicación para la democracia, un periodismo plural, no un periodismo con un parche en el ojo sino un periodista que llegue a un ciudadano con amplia conexión de Internet”.

Hernández insistió en pensar en el ciudadano sin capacidad de opinar. “Hay millones de personas que se quedaron sin voz, sin redes, sin RCTV en señal abierta… (Que) no pueden incidir en la opinión pública. Hace falta un progreso en las comunicaciones de cara a una democracia real. Comunicación es dar y recibir en una democracia plural”, concluyó.

Isabel Guerrero, periodista de Armando.info,destacó que solo 1 de cada 10 personas puede acceder a los contenidos del portal. “Tenemos que buscar alternativas y lo estamos haciendo: enviar los contenidos por PDF o iniciativas como El Bus TV”. Identificó el otro gran reto de los medios digitales: la sustentabilidad. “No todo el mundo puede pagar una membresía”, acotó.

 Los fundadores del portal Armando.info están en el exterior y también algunos de sus periodistas. “Luchamos con eso y con la velocidad de Internet”. Guerrero citó el estudio Situación del Periodismo en Venezuela 2019, de Medianálisis, en cuanto a la censura y la autocensura. “Me parece que Venezuela ahora es un país donde hay posibilidades de ejercer periodismo, hay muchos temas que investigar y muchas preguntas que hacer”, concluyó.

El ciclo de eventos Venezuela 2020 se prepara a finalizar dentro de una semana, también en la capital, posando el lente en otro sector que se empeña en mantenerse a flote en un país donde resulta una odisea contar con electricidad, más con una conectividad de mediana calidad que permita lo más básico, como hacer una transacción en ese mismo país donde no fluye el dinero en efectivo o mirar en una pantalla a familiares que emigraron en busca de mejores condiciones de vida.