Compartir publicación

De 2.548 tendencias políticas y sociales registradas en Twitter Venezuela entre enero de 2020 y marzo de 2021, 980 fueron dominadas por el oficialismo y la gran mayoría de sus mensajes mostraron un comportamiento robotizado, que incumple las normas de la plataforma pues ocurren además a cambio de incentivos económicos, revela el informe Auge y declive del escuadrón tuitero del Estado venezolano en tiempos de COVID-19, coordinado por EsPaja.com con la participación de Medianálisis y Probox y el apoyo de Transparencia Venezuela y la Unión Europea.

La presión y la presencia omnipotente del gobierno de Nicolás Maduro ha logrado imponerse de forma avasallante en la red social Twitter, y lo ha hecho gracias a un “escuadrón” de tuiteros inorgánicos o bots, generando una competencia desleal con el resto de los ciudadanos, así lo revela el informe Auge y declive del escuadrón tuitero del Estado venezolano en tiempos de COVID-19.

De 2.548 tendencias políticas y sociales registradas en Twitter Venezuela entre enero de 2020 y marzo de 2021, 980 fueron dominadas por el oficialismo y la gran mayoría de sus mensajes mostraron un comportamiento robotizado.

“Las tendencias de Twitter del oficialismo —todas aquellas vinculadas al régimen de Nicolás Maduro y entidades gubernamentales— alcanzaron visibilidad en esta red social durante el primer año de pandemia, gracias al impulso de 208.442.621 tweets. Ese número representa 89,21% de todos los tweets sobre temas políticos y sociales publicados en Venezuela entre enero de 2020 y marzo de 2021. Son cifras documentadas por ProBox, un observatorio conformado por un equipo interdisciplinario dedicado a analizar los contenidos que se vuelven tendencia en el país, así como determinar su origen y comportamiento en la red social Twitter”, revela este informe.

Auge y declive del escuadrón tuitero del Estado venezolano en tiempos de COVID-19 es el más reciente registro de lo que acontece en la red social Twitter en Venezuela y devela una realidad que es poco conocida por el ciudadano venezolano: la omnipresencia del régimen venezolano en el espacio digital.

“En Venezuela, además, alrededor de 70% de la población confía en la social media y aplicaciones de mensajería para obtener información sobre la política nacional, según datos de una encuesta realizada por More Consulting en mayo de 2017. De allí que el oficialismo en Venezuela haya tomado las redes sociales como el campo perfecto para desinformar, según Iria Puyosa (investigadora en comunicación política, redes y desinformación). No es casual que allí se quieran impulsar mensajes de articulación política”, comenta, Víctor Amaya, director de EsPaja.com en la introducción del informe.

Todo esto se produce en panorama de devastación casi total de los medios tradicionales. Muchos de ellos se vieron obligados a cerrar por temas económicos y otros por temas directamente políticos. Hasta 2015, al menos, 25 medios de comunicación — impresos, radio, televisión— fueron comprados bajo condiciones de presión y opacidad, según indica en el informe tomando datos del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) Venezuela.

Un “ejército digital” y el “bastonazo” de Twitter

Uno de los hallazgos más resaltantes de la investigación de Probox para el período 2020-2021, es la presencia de un “escuadrón” de tuiteros inorgánicos, bien sean bots (replicadores automatizados) o personas a quienes les pagan por replicar información con la finalidad de fortalecer una tendencia.

Desde al menos 2013, el gobierno utiliza la figura de los tuiteros pagados para reforzar su presencia en Twitter. “Cabe señalar la articulación institucional y social con distintos colectivos de tuiteros como Rentsoc, Trinchera Creativa, Ola Bolivariana, Foro Candanga, lo cual ha permitido posicionar 608 etiquetas revolucionarias, así como un total de 16.413.479 menciones”, reporta la Memoria y Cuenta de 2014, en el área correspondiente al Ministerio de Información y Comunicación.

En mayo de 2018, a través de la cuenta en Twitter del sistema del Carnet de la Patria se anunció la premiación a ciudadanos por retuitear mensajes gubernamentales. El requisito para recibir los pagos era generar, como mínimo, entre 80 y 100 tweets y retweet diarios con las etiquetas que dictara el MIPPCI en su cuenta oficial.

Pero, la tranquilidad y el libre trabajo del “escuadrón oficialista” llegaron hasta mayo de 2021 cuando la empresa Twitter activó las restricciones para el uso de su espacio, específicamente con las que tienen que ver con la reproducción desmedida de contenidos, y cerró varias cuentas en Venezuela.

“Y hasta el impacto de la propaganda oficial disminuyó: la cantidad de tweets registrados de MIPPCI del período enero-abril de 2021 (34.752.846 en promedio) contrastó con los del período mayo-agosto (7.401.457 en promedio) Una caída de 78,70%.”, revela el informe.

“En Venezuela, la superioridad del oficialismo en las redes sociales, sus amenazas para profundizar la censura del espacio digital y la falta de canales para protestar cívicamente o informar sobre lo que ocurre en el país, se traducen en la necesidad de aumentar y organizar aún más el activismo digital.”, afirma Marivi Marín Vásquez, directora de Probox en el epílogo del informe.

Auge y declive del escuadrón tuitero del Estado venezolano en tiempos de COVID-19 es un registro pormenorizado de la censura, poder y dominio que el gobierno de Maduro tiene en la vida real, ahora proyectado en el mundo de las redes, en especial, de la más activa políticamente en Venezuela, como es Twitter.

La investigación estuvo a cargo de los periodistas Cristina González y Rodolfo Rico, bajo la coordinación de Víctor Amaya, director de EsPaja.com, y contó con la participación de Medianálisis y Probox, en un trabajo auspiciado por Transparencia Venezuela y la Unión Europea.

Para leer el informe completo haz click aquí

Con información de nota de prensa


Compartir publicación