Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/cotejo88/public_html/medianalisis.org/wp-content/themes/Divi/functions.php:1) in /home/cotejo88/public_html/medianalisis.org/wp-content/plugins/sg-cachepress/core/Supercacher/Supercacher_Helper.php on line 77
Periodismo de soluciones: sacando el problema de la ecuación - Medianalisis
Compartir publicación

“Cuando un hombre muerde a un perro, eso es noticia”; “las buenas noticias, no son noticia”. Son frases que se leen en los viejos manuales de periodismo o que te dice algún viejo reportero, con algo de ironía.

Las noticias sensacionales y las malas noticias son el pan de cada día de buena parte del periodismo. Y hay que reconocer que ese tipo de información sigue vendiendo periódicos, aportando clics a una web y minutos de audiencia en los telediarios.  Pero también hace que el periodismo sea visto como cínico. 

Afortunadamente el periodismo es mucho más que sangre y sensacionalismo. Más que sólo la muestra de conflictos entre políticos y posiciones de distinto tipo. El buen periodismo también explica, investiga y es capaz de mostrarnos soluciones a los problemas de la sociedad. 

Con frecuencia el periodismo hace foco en los problemas. En investigarlos, en explicarlos, en identificar a los responsables.  El periodismo con enfoque en soluciones trata de cambiar la pregunta inicial a: ¿Cómo están resolviendo el problema? ¿Dónde lo han hecho mejor? ¿Qué de bueno tiene esa solución? ¿Y de malo? ¿Cómo llegaron a ella? ¿Se puede imitar? Cuenta la solución, pero también el recorrido, las causas, con datos, con evidencias. Incluso con las dudas que pudiera haber. Y por supuesto, con contexto. El periodismo con enfoque en soluciones mira también hacia cómo esas respuestas son recibidas por los sujetos que son objeto de ellas.

Aterricemos. Si algo tiene la Venezuela actual es que está ávida de soluciones. De lograr identificar soluciones que tengan visos de funcionar en el país y en el contexto que nos encontramos. Soluciones que no sean dogmáticas, que no partan de supuestos sin sustento, sino que aterricen en nuestra realidad. Y ese, y no sólo la denuncia, debería ser un deber del periodismo venezolano.

El periodismo con enfoque en soluciones no es, ni debe ser, nada parecido a un publirreportaje o a eso que llaman ahora marketing de contenido. No debe ser hecho para promover una marca o una organización. El enfoque está en cómo lo hicieron y no tanto en quiénes, aunque estos puedan ser parte de la historia.

Y así como el periodismo de soluciones no es relaciones públicas, ni publicidad, tampoco es periodismo activista o militante. No es para venderle la moto a nadie. Ni tampoco es periodismo para identificar la respuesta ganadora, la definitiva. Son válidas también las soluciones parciales o temporales, pero que también pueden resultar útiles. 

El enfoque de soluciones también puede ser incorporado al más tradicional periodismo de investigación y denuncia. No son incompatibles, sino que pueden ser complementarios. Basta con añadirle a la denuncia, las formas de solución explicadas, con datos y otras referencias. 

Para los periodistas, el periodismo de soluciones es también un reto que significa incorporar una nueva batería de preguntas. Se trata de darnos cuenta de cómo desde las soluciones también es posible ser irreverente, contestar y cuestionar el poder (que es algo que con frecuencia nos gusta). 

Que el periodismo está en crisis no es a estas alturas ninguna novedad. Problemas con modelos de negocio, con su función en la sociedad, con la credibilidad, con la declaracionitis, con el ego de los periodistas, con el descubrimiento que la audiencia también importa.

El viejo periodismo asistido por computadoras lo convertimos en el periodismo de datos y le dimos una nueva importancia a las visualizaciones. El resultado fue volver a poner a los hechos en el centro del periodismo, pero como no bastaba renovamos el periodismo informativo y lo llamamos periodismo de explicaciones, que no es sólo una nueva vestimenta, sino que incorpora nuevos enfoques.

Buscando mantenernos cerca de las necesidades de nuestra audiencia (si ya no son lectores, televidentes o radio escuchas), hicimos énfasis en un periodismo de servicio que (para qué negarlo) buscaba también posicionar a los medios (digitales sobre todo) en la respuesta a las preguntas que la gente se hace en su cotidianidad. En esa búsqueda de mantener la relevancia y la importancia (y necesidad) del periodismo para la sociedad, aparece también el periodismo con enfoque de soluciones.

En informar, formar y entretener suelen resumirse las funciones de los medios. Pero no es ningún secreto que la primera y última de las características suelen ser en las que con más frecuencia más se enfatiza.

Lo cierto es que medios que también formen son necesarios y útiles para la democracia. No basta con medios que relaten los hechos, que hagan las preguntas incómodas. Es necesario que los medios den un paso más allá e indaguen con rigor periodístico las posibles (y experimentadas) soluciones que sirvan para reconstruir ese tejido que las burbujas informativas han roto. 

La Venezuela por venir, necesita y necesitará que los medios vuelvan a ser un espacio para el debate público. Un espacio en común para la conversación ciudadana informada, en el que todos vamos a necesitar nuevos mapas de navegación y, como cualquier mapa, no basta con identificar los problemas del camino, es necesario también descubrir las posibles soluciones a esos problemas para llegar como sociedad a un buen puerto. Y para eso, también debe estar el periodismo, porque no basta con contar que por allí en la calle, un hombre mordió un perro. 

Por dónde empezar

La red de periodismo de soluciones (https://learninglab.solutionsjournalism.org/en/courses/basic-toolkit)  tiene todo su curso en español. 

La Fundación Gabo (anteriormente Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano) también forma parte de esta red y tiene numerosos artículos explicando las inquietudes más comunes sobre el periodismo de soluciones.  

Varios medios latinoamericanos han incorporado también a su ADN este tipo de enfoque periodístico: RedAcción en Argentina, Plaza Pública en Guatemala o El Faro de El Salvador, cuentan con historias contadas en clave de periodismo de soluciones. También medios más tradicionales como La Nación de Costa Rica y o El Tiempo de Bogotá. 

Autor: Rodolfo A. Rico


Compartir publicación